Rocío Rueda. Entrevista.

Rocío Rueda Sastre es una joven narradora nacida en Saldaña (Palencia). Es fisioterapeuta, pero compagina este trabajo con su pasión por la literatura. Su bibliografía esencial son dos obras que mezclan aventura e historia y que han tenido una importante repercusión entre el público juvenil: El escarabajo de Horus (2008), ambientada en el Antiguo Egipto, y El brazalete mágico (2010), ambientada en la Antigua Grecia.

   La autora, después de haber tenido un encuentro literario con alumnos de la ESO se atrevió a contestar unas preguntas on-line realizadas por los propios alumnos y que reproducimos a continuación:

1. ¿Cuáles fueron las lecturas preferidas de tu adolescencia?

   Como me ha gustado tanto leer, la verdad es que leía todo lo que caía en mi mano. Pero si tengo que escoger, me quedo con los libros de aventuras, como Los tres mosqueteros o El conde de Montecristo. Tampoco me puedo olvidar de las novelas policíacas o de misterio, como las aventuras de Sherlock Holmes y, para terminar, El señor de los Anillos (este último título, junto con El nombre de la Rosa, ha sido el único libro que he leído varias veces).

2. ¿Cuándo empezaste a escribir y qué te motivó a ello?

   La verdad es que mi caso es un poco curioso porque no he descubierto mi afición  por la escritura hasta hace muy poco, pero siempre he sido una gran lectora. De hecho, creo que el motivo por el que comencé a hacerlo fue que me di cuenta de que, a través de la escritura, podía combinar dos de mis grandes pasiones: mi afición por la literatura y mi interés por la historia.

 3.  ¿Qué pasos fueron necesarios para elaborar cualquiera de tus novelas?, ¿sabías cuál iba a ser el final antes de terminarlas?

   Supongo que hay tantas formas de escribir como escritores pero incluso el mismo autor puede cambiar su forma de elaborar un libro según el tipo de novela. De hecho, yo he escrito cada uno de mis libros de una manera diferente. Por ejemplo, en el que estoy acabando actualmente (ambientado en la Antigua Roma) he escrito el final antes que la parte central, cosa que no había hecho en ninguna de mis otras obras (lo he hecho así porque, al empezar a escribirlo, solo tenía claro el principio y el final y, hasta que no he tenido estas dos partes perfiladas, no se me ha ocurrido cómo quería que se desarrollase la parte central). Si te soy sincera, antes de escribir cualquiera de mis obras, solo me planteo dónde quiero que se desarrolle la trama y quiénes serán los protagonistas. El resto lo voy imaginando a medida que voy escribiendo.

4. ¿Tenías perfilados los personajes desde el principio o fueron surgiendo sus características según se iban creando las novelas?

   Cuando empiezo a escribir, sí que tengo una imagen clara de cómo quiero que sean los protagonistas. Pero no me ocurre con el resto de personajes porque muchos los voy incorporando a medida que se desarrolla la trama.

5. ¿Crees que podría haber una segunda parte de alguna de tus novelas?

   Es posible porque, cuando creas una historia, coges tanto cariño a sus protagonistas que te da pena que no puedan vivir más aventuras. De hecho, El brazalete mágico estuvo a punto de ser la continuación del Escarabajo de Horus (las protagonistas tienen la misma edad y son parecidas, lo que favorecía poder hacer una continuación). Pero como necesitaba personajes nuevos, decidí empezar la historia desde el principio.

6. De todos los mitos a los que haces referencia en tus novelas, ¿cuál es tu preferido y por qué?

   Es complicado elegir uno en concreto..., quizá el que hace referencia a Ulises porque, a pesar de que el destino se empeñaba en mantenerlo alejado de su querida Ítaca, él nunca se dio por vencido hasta que consiguió regresar a su hogar.

7. ¿Te atreverías a dar el salto a otro género literario que no fuese el narrativo?

Lo veo difícil aunque...nunca se sabe!!! En cuanto acabe el libro de Roma, me he planteado una especie de reto: ver si soy capaz de escribir algo que no esté relacionado con la historia (todos mis libros están ambientados en el pasado).

8. ¿Cómo compaginas tu labor literaria con tu trabajo de fisioterapeuta?

            Combinar esta dos facetas me resulta algo complicado debido a que mi trabajo como fisioterapeuta absorbe casi todo mi tiempo. Pero, cuando disfrutas tanto de algo como yo de escribir, no te importa que te robe el poco tiempo libre que tienes al día porque la satisfacción que me produce compensa con creces el esfuerzo que requiere sacar tiempo para ello.

 9. ¿Qué consejos le darías a alguien que está comenzando a   escribir?

   Realmente solo considero una cosa necesaria para ser un buen escritor: ser un buen lector; así que le recomendaría que leyese mucho. Y también le diría que nunca se desanimase porque  mi primera novela fue rechazada por varias editoriales antes de que me la publicaran. Si hubiera tirado la toalla con las primeras negativas...ahora no tendría dos novelas publicadas. En esta vida es importante creer en lo que uno hace y perseguir siempre los sueños...

Lectura del primer trimestre.

Vamos a leer:
"El escarabajo de Horus", de Rocío Rueda
Editorial Oxford. 
Colección "El árbol de la lectura".

" - ¿Qué es eso? - preguntó Carla al ver que su hermano sujetaba algo entre las manos.
Miguel levantó el escarabajo y la muchacha pudo contemplar su extraña belleza.
- ¿De dónde lo has sacado? - le preguntó mientras se acercaba. Miguel le señaló el sarcófago y Carla se enfadó al ver que su hermano le estaba desobedeciendo. - ¿Quieres hacer el favor de colocarlo donde estaba? - El tono de la voz de Carla acabó de convencer a Miguel, quien decidió hacer lo que su hermana le pedía. Pero en ese mismo momento, el escarabajo pareció cobrar vida y se apartó de la mano del muchacho cayendo al suelo.
En el instante en que Carla oyó el sonido provocado por los cientos de minúsculos cristales a los que quedó reducido el escarabajo, deseó estrangular a su hermano.
- ¡Desearía no tener ningún hermano! - fue lo último que dijo antes de que los trozos de cristal que formaban el escarabajo comenzaran a desintegrarse en una especie de polvo dorado que se extendió rápidamente por toda la sala. Carla y Miguel comprobaron asombrados cómo aquellos puntos dorados iluminaban cada rincón. Pero lo más sorprendente ocurrió a continuación: los puntos comenzaron a girar sobre sí mismos formando algo parecido a una corriente de aire que ..."

No estaría de más que os fuérais informando sobre HORUS...
Empezaré a dar positivos a los primeros comentarios que expliquen brevemente la historia de este dios.
¿Para qué construían PIRÁMIDES los faraones?
¿Qué valor simbólico puede tener el  E-S-C-A-R-A-B-A-J-O   para los egipcios?
¿Qué otros ANIMALES SAGRADOS había en el antiguo Egipto?
¿Os gustaría tener como amuleto el escarabajo de Horus?
Estos enlaces os pueden ayudar a recoger la información:



...

Al tiempo que leéis id contestando a las cuestiones que encontraréis en el siguiente enlace:
Hasta capítulo 4 incluido

Nicolás Guillén. La poesía mestiza: Balada de los dos abuelos.

Nicolás Guillén nació en Camagüey (Cuba), el 10 de julio de 1902.
Guillén reivindica la cultura negra dentro de los procesos de mestizaje y transculturacion. El se refería al «color cubano», para explicar este mestizaje: ni negro ni blanco; mestizo, rasgo distintivo de toda Latinoamérica. Se le conoce como el poeta del son, ritmo y baile típico de Cuba.
Falleció en 1989 en La Habana y es considerado el poeta nacional cubano.
Nicolás Guillén en el Centro VirtualCervantes. 
Nicolás Guillén en Cervantes Virtual (que no es lo mismo que el anterior...)
Página oficial de Nicolás Guillén
Un libro para tener (y leer, ¡claro!): "Sóngoro, cosongo"


En nuestro blog "Ni un día sin poesía" encontrarás más información.


 Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.
Lanza con punta de hueso,
tambor de cuero y madera:
mi abuelo negro.
Gorguera en el cuello ancho,
gris armadura guerrera:
mi abuelo blanco.
Pie desnudo, torso pétreo
los de mi negro;
pupilas de vidrio antártico
las de mi blanco!
Africa de selvas húmedas
y de gordos gongos sordos...
--¡Me muero!
(Dice mi abuelo negro.)
Aguaprieta de caimanes,
verdes mañanas de cocos...
--¡Me canso!
(Dice mi abuelo blanco.)
Oh velas de amargo viento,
galeón ardiendo en oro...
--¡Me muero!
(Dice mi abuelo negro.)
¡Oh costas de cuello virgen
engañadas de abalorios...!
--¡Me canso!
(Dice mi abuelo blanco.)
¡Oh puro sol repujado,
preso en el aro del trópico;
oh luna redonda y limpia
sobre el sueño de los monos!
¡Qué de barcos, qué de barcos!
¡Qué de negros, qué de negros!
¡Qué largo fulgor de cañas!
¡Qué látigo el del negrero!
Piedra de llanto y de sangre,
venas y ojos entreabiertos,
y madrugadas vacías,
y atardeceres de ingenio,
y una gran voz, fuerte voz,
despedazando el silencio.
¡Qué de barcos, qué de barcos,
qué de negros!
Sombras que sólo yo veo,
me escoltan mis dos abuelos.
Don Federico me grita
y Taita Facundo calla;
los dos en la noche sueñan
y andan, andan.
Yo los junto.
--¡Federico!
¡Facundo!   Los dos se abrazan.
Los dos suspiran.   Los dos
las fuertes cabezas alzan;
los dos del mismo tamaño,
bajo las estrellas altas;
los dos del mismo tamaño,
ansia negra y ansia blanca,
los dos del mismo tamaño,
gritan, sueñan, lloran, cantan.
Sueñan, lloran, cantan.
Lloran, cantan.
¡Cantan!

¡¡De vuelta!!

Parece que fue ayer cuando os decía "ciao" y ya veis: de la entrada anterior a esta han pasado las vacaciones de verano en un volar y estamos de vuelta.... ¡Para que luego digan que son largas las vacaciones!
Pero volvemos como nuevos. Distintos, eso sí: un año mayores.
Y en este 2ºB estamos todos. Los mismos del curso pasado. Más dos.
Bienvenidos a todos (de todos los cursos).
Y especialmente a los nuevos.

Comentario de poesía. Formulario

Blogs hermanados.